BURBUJAS

Licda. Keylin Rodriguez Sánchez

¿Les gustaría contar con una fórmula para hacer burbujas?

Para hacer burbujas obviamente debemos usar jabón, pero también se necesitan otros ingredientes y saber las cantidades exactas de cada uno de ellos.

Lean con atención y podrán hacer sus propias burbujas de jabón.

¿Qué necesitamos conseguir?

  • Tres vasos de agua en un gran recipiente.
  • Un cuarto de vaso de jabón líquido.
  • Tres cuartos de vaso de glicerina o una taza de azúcar.

¿Qué tenemos que hacer?

  1. Mezclar todos los ingredientes y ponerlos en un recipiente en la refrigeradora, pues si el líquido está frío las burbujas se hacen más grandes.
  2. Necesitamos construir un soplador de burbujas. Con un alambre fácil de doblar, formamos un círculo y dejamos un pedazo fuera para sostenerlo (con la forma de una chupa chupa ).
  3. Sumergimos el soplador de burbujas en la fórmula jabonosa y soplamos suavemente en dirección al círculo de alambre y...¡vemos como se forman las grandes burbujas!

¿Por qué se forman las burbujas?

Para entender por qué se forman las burbujas es necesario analizar las características de los ingredientes de la fórmula que usamos:

El agua

Está integrada por dos elementos: dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O).

El jabón

Es una mezcla de grasa animales o vegetales con sodio o potasio. Para hacer el jabón, los ingredientes se mezclan mientras se calientan y al enfriarse se pueden formar las barras sólidas.

Bueno, ¿pero qué es lo que realmente sucede?

Muy sencillo, las moléculas de agua y la glicerina (de consistencia aceitosa) al mezclarse con las del jabón, se hacen más elásticas y permite que al hacer las burbujas no se rompan rápidamente, sino que la sustancia sea más flexible y fácil de estirar.
Es decir, la fuerza que une a una molécula con otra disminuye y eso permite que podamos ver como las burbujas se elevan y se estallan al chocar con algún objeto.

Para pensar:

¿Por qué las burbujas se ven de colores si la mezcla no lo es?