El mundo natural está preocupado

Dr. Rodrigo Gámez Lobo

Todos los seres humanos tenemos la gran responsabilidad de cambiar la forma en que estamos tratando el mundo natural. En otras palabras, el maltrato que le estamos dando no lo puede resistir indefinidamente nuestro planeta.

Entre los principales problemas que se señalan, está el de la población humana, que sigue creciendo de una manera desmesurada y los recursos para alimentarla son lógicamente cada vez más escasos.

A esto se une el enorme problema de la distribución de los recursos económicos y materiales: unos tienen más de lo que necesitan y otros se mueren de hambre por no tener nada.

Otro problema es el de la contaminación con desechos, basuras, residuos industriales y otras sustancias y materiales que contaminan tierras, ríos y mares. Se une también el gran problema del calentamiento y la reducción de la capa de ozono, ese gran filtro de radiaciones solares.

Los recursos como los suelos, por malos usos agrícolas se erosionan convirtiendo nuestros ríos y mares en aguas turbias, que arrastran millones de toneladas de suelos, los cuales requirieron miles o millones de años para formarse.

La contaminación química y biológica de esos ríos, aguas y mares en muchos sitios, es también un gigantesco problema.

Finalmente se une el de la pérdida de biodiversidad, por destrucción de hábitats y ecosistemas, asunto que es nuestra preocupación y responsabilidad.

Claro que los costarricenses podemos decir que en algunas de estas cosas no estamos nada mal, comparados con otros países; por el contrario somos líderes, como en el caso de la conservación y manejo de la biodiversidad.

Pero esto no nos excusa de la responsabilidad de hacer otras cosas quizá más complejas, como las referentes al manejo del asunto urbano y por ende, el de la basura.

Uno puede sentirse abrumado por la magnitud del problema del transporte, la basura y de todo lo que hemos dicho anteriormente, y pensar que no se puede cambiar todo eso. Asumir, en otras palabras, una actitud conformista o pesimista, es muy fácil. Pero algo que todos los costarricenses podemos cambiar, si nos decidimos a hacerlo, son nuestras actitudes personales, particularmente en los asuntos del ambiente.

Con acciones muy sencillas, como la separación del tipo de basura a fin de facilitar su reciclaje, podemos todos contribuir con unos granos de arena, a resolver los problemas ambientales que están dañando a Costa Rica y al mundo.

Hay una frase muy linda que San Francisco de Asís, les dijo a sus compañeros:..."Id y predicad el evangelio y si es necesario hablad". Pocas cosas pueden superar el hablar con el ejemplo. Así que hagámoslo.

Glosario:

Radiación: acción y efecto de despedir rayos de luz, calor u otra energia en todas direcciones.

Hábitat: medio en que vive y se desarrolla un animal o planta.

Ecosistema:comunidad de diferentes especies que interactúan entre sí y con los factores físicos y químicos que conforman el entorno no vivo.

Biodiversidad: gran abundancia en variedad de seres vivos.