¿Sabe cómo se originó la palabra vacuna?

Bióloga: Lucrecia Villalobos Q.
Escuela de Medicina UACA
Hace muchos años existía una enfermedad que afectaba a las vacas; se le llamada “vacuna”. Esta provocaba granos en sus ubres y los lecheros se contagiaban.
También había otra enfermedad semejante que causaba muchas muertes de personas en todo el mundo: la viruela.
Curiosamente, aquellos campesinos que se enfermaban de la “vacuna”, estaban protegidos contra la viruela.
Esto llamó la atención del médico inglés Edward Jenner, quien tuvo la maravillosa idea de extraer muestras de los microorganismos que ocasionaban la “vacuna” e inyectó a un niño sano que no había padecido ni de viruela ni de vacuna; ello le permitió protegerse contra esas enfermedades.
Desde entonces conocemos como vacuna toda preparación inofensiva realizada con extractos de virus o bacterias que impiden ciertos padecimientos.
Los niños y las niñas son afortunados al vacunarse; así evitan muchas enfermedades como el sarampión, la polio, la hepatitis y el tétano.
Además, gracias al médico inglés E. Jenner es posible combatir también la viruela.
La mayoría de las personas están vacunadas contra este mal que ya ha sido erradicado de nuestro país.
Todos debemos cooperar para salvar nuestras vidas y las de otras personas, por consiguiente, es muy importante aprovechar las campañas de vacunación.
¡Soliciten a sus padres, maestras y maestros que los lleven a vacunar!