Las Cucarachas,¿Por qué debemos eliminarlas?

Dr. Claudio Sánchez Rodríguez

Entre los insectos que usted puede encontrar en su hogar, quizá ninguno le cause tan desagradable sensación como las cucarachas. Esto debido principalmente a su apariencia, usualmente de colores oscuros y patas cubiertas de espinas.

Existen en el mundo unas 3500 especies, las cuales en su mayoría habitan en los bosques y otros ambientes silvestres.

Algunas viven y se multiplican cerca de las casas, sin introducirse en ellas y solo alrededor de un 1% muestran una estrecha convivencia con las viviendas humanas.

Estas últimas, denominadas cucarachas domésticas, suelen encontrarse durante el día en tanques sépticos, depósitos de basura, desagües, etc., mientras que en la noche salen a buscar su alimento que puede ser desde desechos de comida, como los que quedan en las cocinas y los comedores, hasta sustancias de otro origen como pedazos de papel, tela, fluidos y heces humanas.

Las principales especies de cucarachas presentes en Costa Rica pertenecen a las especies Periplaneta australasiae, Periplaneta americana y Blattella germanica. Las dos primeras especies miden alrededor de 3,5cm y se caracterizan por sus colores oscuros y las alas bien desarrolladas. Blattella germanica es una cucaracha de menor tamaño, que mide alrededor de 1,5cm de longitud y tiene un color amarillento.

La duración del ciclo de vida varía de una especie a otra. En el caso de Periplaneta australasiae y Periplaneta americana, éste suele ocurrir en un período de un año. Mientras que en Blattella germanica puede durar de 3 a 6 meses, dependiendo de las condiciones ambientales, principalmente temperatura y humedad.

Su ciclo de vida tiene varias fases: los juevecillos, que son colocados en estructuras endurecidas denominadas ootecas; las formas juveniles o ninfas, que son similares a los adultos, pero carente de alas y de menor tamaño y los adultos que son alados y sexualmente maduros.

Dado que de cada ooteca salen, luego del período de incubación, alrededor de 16 a 30 ninfas, las infestaciones dentro de las casas suelen ser muy altas.

Las grandes densidades que pueden alcanzar estos insectos dentro de las casa, las múltiples posibilidades de alimentación y el alto nivel de microbios en los sitios donde se esconden, conviertan a las cucarachas en transmisoras de hepatitis y de gran cantidad de parásitos.

Estas enfermedades producidas por microbios, se propagan cuando las cucarachas, con la ayuda de sus patas y su cuerpo, contaminan los alimentos humanos, los utensilios de cocina, platos, cucharas, biberones, etc. Aunque existen posibilidades de controlar estos insectos con insecticidas y químicos, la manera más práctica de hacerle frente al problema es la limpieza.

No debemos dejar restos de comida en la cocina o en la pila, además debemos asegurarnos de que en la noche los basureros queden bien tapados.


Colaboró Dr. Ólger Calderón Árguedas